Nuestras galletas personalizadas, habitualmente, las hacemos de mantequilla.

Como a mi me gusta explicar, tienen aquel sabor de las galletas de antes, de las danesas.

Nos gustan en todas las formas y nos encanta decorarlas con glasa, fondant, papel comestible, pintadas

Las galletas personalizadas que hacemos más habituales son con papel comestible.

Dinos tu texto, tu dibujo y, con un toque de magia, te la diseñamos para que sea única.

Las embolsamos y etiquetamos individualmente, para que sea el regalo perfecto.

Recuerda preguntarnos por nuestros packs personalizados. Si tienes un bautizo, una comunión… y quieres sorprender a tus invitados con un bocadito dulce, piensa en nosotros.

 Encontrarás nuestra galería de imágenes para que puedas hacerte una idea de lo que podemos ofrecerte.

¡Y para las empresas que quieren tener un detalle con sus clientes, galletas corporativas!

Galletas de todas las formas, colores y sabores, como:

  • Mantequilla
  • Canela
  • Limón
  • Chocolate
  • ¡Y muchos más!

¡Escoge tu opción y haznos tu encargo!

Que explicar de este pequeño y dulce de bolsillo?

Desde la antigüedad se utilizaba por su fácil manipulación y transporte. Así que, siguiendo tradiciones, hemos aplicado recetas ancestrales para que nuestra galleta tenga sabor y textura.

Una vez la hemos personalizado y la empaquetamos, recomendamos guardarlas lejos de la humedad para que podáis disfrutar de ella más tiempo.